¿Qué es la Aromaterapia?

La aromaterapia es una medicina holística alternativa que utiliza extractos de plantas, conocidos como aceites esenciales, para alterar la mente, el estado de ánimo, la función cognitiva o la salud de las personas. La aromaterapia significa literalmente “tratamiento con esencias”. Los aceites esenciales son esencias aromáticas extraídas de plantas, flores, árboles, frutas, cortezas, hierbas y semillas con propiedades terapéuticas, psicológicas y fisiológicas distintivas que mejoran la salud y previenen enfermedades. Hay alrededor de 150 aceites esenciales. La mayoría de estos aceites tienen propiedades antisépticas; algunos son antivirales, antiinflamatorios, analgésicos, antidepresivos y expectorantes. Otras propiedades de los aceites esenciales que se aprovechan en la aromaterapia son la estimulación, la relajación, la mejora de la digestión y sus propiedades diuréticas. Para obtener el máximo beneficio de los aceites esenciales, deben estar hechos de materias primas naturales, puras. Los aceites sintéticos no funcionan.

¿Cómo funciona la Aromaterapia?

Nosotros, como seres humanos, tenemos la capacidad de distinguir 10,000 olores diferentes. Estos olores penetran a través de los cilios, los finos pelos que recubren la nariz, al sistema límbico que es la parte del cerebro que controla nuestros estados de ánimo, emociones, memoria y aprendizaje. Se puede demostrar midiendo las frecuencias de ondas cerebrales que diferentes olores nos afectan de múltiples maneras. Un ejemplo de esto sería el olor a lavanda que aumenta las ondas alfa en la parte posterior de la cabeza asociadas con la relajación. Otro ejemplo sería la fragancia de jazmín que aumenta las ondas beta en la parte delantera de la cabeza asociada con un estado más alerta.

¿Para qué se puede utilizar la Aromaterapia?

Tratamientos de la piel:

La aromaterapia se puede usar para el acné usando romero y geranio, eccema usando manzanilla, piel seca o agrietada usando rosa, lavanda y neroli. La piel grasa, las picaduras de insectos, el pie de atleta y las infecciones fúngicas se pueden tratar con Árbol de té.

Afecciones respiratorias:

La aromaterapia puede usarse para afecciones respiratorias como la sinusitis con eucalipto, lavanda, tomillo y menta. Bronquitis, tos, dolor de garganta, resfriado común, gripe y congestión nasal que pueden deberse a alergias con eucalipto, romero, manzanilla romana y hierbabuena.

Higiene oral:

La aromaterapia se puede usar como enjuague bucal para el mal aliento con mirra o los dolores de muelas usando clavos.

Achaques:

Aquellos que sufren de dolores de cabeza pueden usar Menta y Romero, aquellos con migrañas, artritis y dolores en las articulaciones pueden usar anís, pimienta negra, mejorana y jengibre. Para los dolores de espalda, un masaje con aceites esenciales agregados a los aceites de masaje es muy efectivo.

Salud mental:

La aromaterapia es muy efectiva para el alivio del estrés y la fatiga usando pomelo o como antidepresivo usando albahaca, manzanilla, pomelo, rosa o ylang ylang. Para la pena Rosa y mejorana son muy efectivos. La aromaterapia puede ser relajante con Chamomiles. El efecto relajante de Lavanda, Manzanilla y Neroli es especialmente efectivo para aquellos con problemas de insomnio. El incienso es maravilloso para la meditación, Romero se utiliza para mejorar la memoria y algunas personas sienten que puede ser un afrodisíaco. Puede aliviar a las mujeres preocupadas por el síndrome premenstrual (SPM) y puede ayudar a la digestión.